DONACIÓN DE MASCARAS DE DE PROTECCIÓN FACIAL

La solidaridad se lleva en la sangre

Tomás, Federico y Darío son tres socios y fanáticos del Ciclón que, ante la pandemia de coronavirus, se dedicaron a fabricar y donar máscaras de protección facial: "La labor social del club nos llenó de orgullo y quisimos aportar lo nuestro, por eso llevamos 26 para los empleados".

La solidaridad se lleva en la sangre

La solidaridad es parte del ADN Cuervo. Y durante la pandemia de coronavirus, San Lorenzo volvió a tender una mano para ayudar a los más necesitados: abrió el estadio Bidegain para que se instalaran unidades sanitarias móviles y se les practicaran tests a vecinos del Barrio Padre Ricciardelli; sigue acondicionando el predio de Avenida La Plata, donde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires operará un Centro de Contención para adultos mayores en situación de vulnerabilidad, con 220 camas divididas en 18 módulos; y también realizó, junto a sus deportistas e hinchas, diversas donaciones a la parroquia de Madre del Pueblo y a la Casa Salesiana San Antonio. Pero ahora la actitud que nos llena de orgullo viene directamente de tres socios del Club: Tomás y Darío Panuccio y Federico Lavilloti se encargan de fabricar y donar máscaras de protección facial y 26 de ellas fueron destinadas para nuestros empleados.

Tomás tiene 20 años. Es estudiante de biología, cuervo, socio refundador y uno de los impulsores de esta iniciativa: dueño de una impresora 3D, junto a su hermano Federico y a su amigo Darío, todos fanáticos del Ciclón, empezaron a diseñar máscaras de protección facial y a ponerse en contacto con médicos particulares y con personal del hospital Posadas con la intención de donar. "Quisimos aportar algo desde nuestro lugar ante esta situación difícil que nos toca vivir. Cuando vimos que San Lorenzo abrió las puertas del Bidegain, nos llenamos de orgullo y decidimos ayudar de alguna forma, por eso el lunes llevamos 26 máscaras para los que trabajan allí", contó Tomás, quien explicó la emoción que le produce colaborar con el club de sus amores: "San Lorenzo es mi segundo hogar. Y ver la labor social que lleva adelante me hace sentir orgulloso. Desde que tengo cinco años voy todos los fines de semana al club, primero para jugar al Fútbol Recreativo y después para ir al Bidegain. Cada vez que pueda aportar algo, lo haré con enorme satisfacción".

Por último, Tomás invita a aportar en esta acción solidaria: "De movida, nosotros pusimos el dinero para la producción y todo lo recaudado de la venta a particulares lo destinamos a donaciones. Si a alguien le interesa apoyar el proyecto, puede aportar radiografías nuevas o usadas, ya que las estamos utilizando para reemplazar el PVC transparente de las máscaras, que cumple la misma función, y que es lo más costoso. También se puede colaborar con una donación de dinero, de la cantidad que sea, o difundiendo nuestra acción que es de gran ayuda para llegar a más personas".

Si querés comunicarte con él, hacelo a través de la página web http://mascarascovid.com.ar/ o por redes sociales:
Instagram @mascaras.covid.19
Facebook @Mascaras.Covid.OK
Twitter @Mascaras_Covid


ULTIMAS NOTICIAS

La solidaridad se lleva en la sangre
SOCIOS

LA SOLIDARIDAD SE LLEVA EN LA SANGRE

Tomás, Federico y Darío son tres socios y fanáticos del Ciclón que, ante la pandemia de coronavirus, se dedicaron a fabricar y donar máscaras de protección facial: "La labor social del club nos llenó de orgullo y quisimos aportar lo nuestro, por eso llevamos 26 para los empleados".

La fidelidad tiene premio
SOCIOS

LA FIDELIDAD TIENE PREMIO

San Lorenzo realiza sorteos semanales entre los socios que tienen la cuota al día. Porque son ellos, con su gran compromiso, quienes sostienen al club en estos momentos difíciles. Enterate de cuáles son los premios y, no lo dudes, ¡te vas a emocionar!

Los nuevos vitalicios tuvieron su noche
SOCIOS

LOS NUEVOS VITALICIOS TUVIERON SU NOCHE

San Lorenzo sumó 96 flamantes vitalicios, quienes recibieron su carnet que los acredita como tales en una ceremonia que se realizó en el Polideportivo de Boedo. ¡Gran aplauso para todos ellos!